Por: Juan Felipe Pinilla y Laura Moreno Sáenz

El pasado 30 de marzo en Bogotá se expidió el Decreto Distrital 146 , “Por medio del cual se delimita y declara como de Desarrollo Prioritario la Unidad de Actuación Urbanística No. 1 del Plan Parcial de Renovación Urbana Triángulo de Fenicia”, con el cual se espera construir las viviendas de reemplazo para los propietarios y/o poseedores originales de los inmuebles del área de aplicación del plan (ver noticia).

La importancia de la delimitación de esta unidad radica en que, exceptuando el caso de la delimitación de la UAU No. 1 del Plan Parcial de Renovación Urbana “Proscenio“, la delimitación de esta primera unidad representa un avance muy importante para la formas de gestión del suelo urbano en la ciudad, puesto que es la primera UAU que se delimita en la ciudad con un esquema de gestión asociada.

El esquema de gestión asociada, es un modelo de actuación urbana que permite que la gestión sea compartida, es decir, que tanto los planificadores ( el sector público o privado) como los directamente beneficiarios ( la comunidad involucrada o beneficiara) de un proceso de planificación o gestión urbana participen en el desarrollo del mismo.

Delimitacion UAU 1 Fenicia

Lo novedoso de la delimitación de esta unidad además de plantear un esquema de gestión asociada entre los propietarios, es que: primero, facilita la aplicación de otros instrumentos de gestión del suelo como: el reajuste de terrenos, el reparto de cargas y beneficios y los mecanismos y condiciones de vinculación de los propietarios para la restitución de sus aportes. Y segundo, plantea un esquema de gobierno para qué los propietarios originales de los inmuebles tengan instancias de participación, coordinación y concertación. De esta manera, se garantiza que hay una mayor participación y control social en el ámbito de aplicación del plan parcial por parte de los propietarios.

En este orden de ideas, para el desarrollo de esta primera unidad, se establecieron cuatro fases o etapas:

  1. Definición de las bases para la actuación urbanística.
  2. Constitución de una entidad gestora.
  3. Integración inmobiliaria.
  4. Consecución de licencias de urbanización y construcción.

En la actualidad, el proceso de implementación la UAU N° 1 se encuentra en la fase  de – Definición de las bases para la actuación urbanística – para la cual se cuenta con un plazo de seis (6) meses y la cual tiene como fin establecer las principales condiciones para la ejecución de esta unidad,  es decir, establecer cómo se realizará:

a) La distribución de los usos y las áreas.

b) La implementación del sistema de reparto de cargas y beneficios.

c) Los mecanismos de vinculación de los propietarios y condiciones para la restitución de aportes.

d) El esquema de gestión y gobierno.

e) Las condiciones específicas de ejecución de la UAU.

f) Y el Plan de Gestión Social del proyecto.

Una vez se logre la concertación de estos temas con los propietarios originales de los inmuebles que conforman la UAU 1, se procederá a constituir la entidad gestora y realizar la integración inmobiliaria de los 15 predios que la componen, para luego solicitar las licencias de urbanización y construcción correspondientes.

A pesar que desde la formulación de este plan en 2008, han existido distintas perspectivas y desacuerdos  entre los propietarios originales de los predios y la universidad de los Andes, (ver noticia), la Universidad de los Andes como promotor del plan parcial, en cabeza del Programa progresa Fenicia, ha creado distintas estrategias y mecanismos para lograr un equilibrio y concertación entre los distintos intereses de los actores.

En este sentido, alcanzar la delimitación de la primera UAU del plan parcial representa el primer paso hacia la concertación voluntaria entre las diferentes partes de un proceso que beneficiará equitativamente no sólo los intereses de los mismos, sino también el mejoramiento de este sector en particular.

propuesta fenicia UAU 1

En resumen, podemos decir que como resultado del proceso que se ha llevado hasta el momento, se ha obtenido aprendizajes y lecciones sobre:

i) Los procesos de participación e inclusión comunitaria para la formulación, ejecución y seguimiento del plan;

Fuente: progresa Fenicia, 2016.

ii) La relevancia de los programas de gestión social previo y posterior a la ejecución del plan parcial;

iii) El diseño de diferentes esquemas de gestión del suelo; y

iv) La implementación de estructuras y espacios de trabajo y coordinación entre los diferentes actores.

Sin duda, los resultados de este proceso son sólo una primera aproximación y un punto de partida para las futuras prácticas de gestión del suelo en áreas de renovación urbana de la ciudad. No obstante, este es un avance muy importante no sólo para los interesados y actores directamente involucrados en el plan, sino también para proponer nuevas formas de gestión urbana que sirvan de base o ejemplo para el desarrollo de otros proyectos en Bogotá.